Seleccionar página

Quizás una de las cosas que más nos gusta a los que practicamos el buceo sea viajar y conocer sitios nuevos, lugares de ensueño, animales fantásticos, disfrutar de culturas diferentes, son varios los motivos por los cuales nos encanta viajar buceando. Para ponerte los dientes un poco largos, hoy te traigo la Isla del Coco, paraíso del buceo, un sitio que deberías conocer en algún momento de tu vida sí o sí.

No recuerdo cuantos años tenía, cuando estaba viendo un día la tele y por casualidad di con un documental que me impacto y me dejo marcado para toda la vida, creo que se llamaba la montaña de los tiburones o algo así.

Estaban hablando de la Isla del Coco, para mi no es solo un paraíso del buceo, es el paraíso en si.

Recuerdo que la imagen que más me impactó, fue un momento en que estaban grabando en unas rocas y uno de los componentes llamo la atención del cámara para que cambiara el plano, lo que vi era espectacular, un banco enorme de tiburones martillo que a su paso casi oscurecía por completo la luz del día.

Me dejo impresionado, como nadaban contra corriente, en una sincronía perfecta, todos en formación hacia una misma dirección.

Ese día supe que en algún momento, tendría que ir a la Isla del Coco.

Situada a 532 km al sur de Costa Rica, fue declarada parque nacional en 1978 y patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1997, la isla fue descubierta en 1526 por el navegante español Juan Cabezas de Grado.

Grandes bancos de tiburones martillo, tiburones tigre, punta blanca, tiburones ballena, tortugas, mantarraya, grandes extensiones coralinas, peces tropicales, una gran variedad de esponjas y espectaculares gorgonias es lo que te encontrarás en la Isla del Coco.

COMO LLEGAR

Después del viaje en avión, tendremos que salir del puerto de Puntarenas, el viaje tarda aproximadamente 36h.

Debes saber que en la isla no es posible dormir, tan solo le esta permitida la pernocta a los guardas del parque y en alguna ocasión a equipos científicos de investigación.

CUANDO ES EL MEJOR MOMENTO

La Isla del Coco tiene durante todo el año un alto nivel de precipitaciones y eso hace que la mejor época para visitarla sean los meses comprendidos entre octubre y marzo, son las épocas más secas, pero he de decir que de Julio a Octubre, es cuando más vida hay en la isla.

PUNTOS DE BUCEO

Bajo Alcyone: Uno de los puntos más populares de la isla y quizás uno de los puntos de buceo más importante del mundo.

Una montaña submarina que sube desde los 200m de profundidad, se la considera también uno de los puntos más complicados de bucear por ser el más alejado de la isla y estar sometido a fuertes corrientes.

Gracias a esas corrientes, encontraras una gran cantidad de vida, bancos de tiburones martillo, mantas, tiburón ballena y con un poco de suerte tendrás un encuentro con los rápidos pez vela y Marlín.

Isla Manuelita: Casa del tiburón punta blanca, en algunas inmersiones se han llegado a ver centenares de estos pequeños escualos en una sola inmersión.

Hacer una nocturna rodeado de gran cantidad de puntas blancas atraídos por los focos, es la gran atracción. La actividad de los tiburones por la noche buscando a su presa hace que este tipo de inmersiones sea de las consideradas “para valientes”.

Manta Corner: Inmersiones cómodas a favor de la corriente, es como ver pasar una película frente a ti, lo más destacado de este punto es ver como pasan ante ti las mantarrayas contra corriente alimentándose de los ricos nutrientes que transportan estas aguas.

Roca Sucia: Considerado como lugar complicado, la cara Oeste suele estar azotada por fuertes corrientes, inmersiones solo aconsejadas a buceadores experimentados es una zona en la que encontrarás bancos de tiburones martillo, puntas blancas, mantas y rayas de gran tamaño son fáciles de avistar.

PARA TERMINAR

Aunque la zona está protegida, es cada vez más evidente que la biodiversidad marina de la Isla del Coco está siendo afectada por las flotas pesqueras, que se ponen en los límites de la reserva natural para realizar una pesca sin control, en busca sobre todo de la tan preciada aleta de tiburón.

No obstante, la población cada vez más concienciada, hace posible que poco a poco la demanda de este tipo de pesca sea menos buscada, aún así no hay que bajar la guardia, está en nuestras manos la protección y cuidado de todos los espacios naturales.

Nos vemos

Sergio Madrid

Suscríbete a mi canal de YouTube. Pulsa aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El buceo que profundiza en ti

Consigue tu primera titulación de buceo

Quiero saber más